jueves, 10 de agosto de 2017

Manatí, sede del acto provincial por el Día del Trabajador Hidráulico (+fotos y audio)

trabajadores-acueducto-manati
Trabajadores de Recursos Hidráulicos.
Foto: Iván Cheris Díaz.
Resultados favorables en indicadores como la calidad del agua que se distribuye a la población, así como la certificación de obras, avalan el quehacer del colectivo de la Unidad Empresarial de Base Acueducto y Alcantarillado, de Manatí, la cual fue escenario del acto provincial por el Día del Trabajador Hidráulico.

acto-manati-hidraulicos
Mirtha García Rojas, delegada provincial del INRH.
Foto: Iván Cheris Díaz
Mirtha García Rojas, delegada de Recursos Hidráulicos en la provincia, dio lectura a una carta enviada desde la dirección central de esa entidad, con un mensaje de felicitación para los trabajadores del sector en el aniversario 55 de la creación de Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH).
Por su parte, el director de Acueducto y Alcantarillado en Manatí, Manuel Rivero Cabrera, explicó que el municipio enfrenta hoy una compleja situación; sin embargo, se avanza en varios programas, entre ellos la productividad del trabajo, el salario medio, la instalación de metrocontadores de agua y se mantienen como prioridad la distribución de agua en pipas a 60 comunidades del municipio.
manolito-acueducto-manati
Manuel Rivero Cabrera, director de
Acueducto en Manatí.
Foto: Iván Cheris Díaz.
El 10 de agosto se celebra el Día del Trabajador Hidráulico, fecha que deviene además momento de recordación y tributo al Comandante Faustino Pérez Hernández, el primer presidente del INRH en el país, y al líder histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz, profundo impulsor del uso racional del agua.
Entre los objetivos del INRH se encuentran la organización y dirección con los organismos competentes, la protección de las aguas terrestres, las cuencas, los cauces naturales, las obras e instalaciones hidráulicas contra peligros de contaminación, azolvamiento y otras formas de degradación y deterioro, así como el control sistemático de la calidad de las aguas.
De igual manera, determina con los organismos que correspondan, las regulaciones necesarias para la protección de los objetivos económicos, sociales y el medio ambiente natural, de los efectos nocivos que pudieran causar las aguas terrestres, estableciendo las acciones de organización, aseguramiento y control que garanticen la seguridad y el correcto funcionamiento de las instalaciones hidráulicas, de las obras de protección contra inundaciones, el drenaje subterráneo y la capacidad de conducción de los cauces naturales o artificiales.