jueves, 29 de septiembre de 2016

Ganan Las Tunas y Camagüey el concurso literario Portus Patris

Por Zucel de la Peña Mora
Ketty Blanco y Geonel Rama Alemán
Foto de la autora
Las Tunas. De la manera que gusta estar, arropado por el mar, así anduvo el Concurso Literario Portus Patris 2016, que tuvo como ganadores a Ketty Blanco Zaldívar (Guáimaro, Camagüey) con El vuelo del globo rojo en poesía y a Geonel Rama Alemán (Manatí, Las Tunas), creador del cuento Lucy perdida en alguna parte.

Organizada por la Asociación Hermanos Saíz (AHS) en el territorio y con sede en el municipio de Puerto Padre, la cita entregó sus primeras menciones a Yainier Salazar (Los números, Granma) en narrativa, y Evelyn Queipo Balbuena, (Camagüey) gracias a sus versos Maldita geografía.

La obra de Geonel trascendió por el juego destacado con la intertextualidad, como componente dramático influyente en la eficacia del texto, y por la construcción atractiva de un discurso fresco y provocador. Mientras, a Ketty le elogiaron el hábil manejo de los recursos líricos, la acertada marca lingüística y el deseo de colocar referencias culturales en un espacio irrefrenablemente poco cultural.
Él es ingeniero informático, solo tiene 24 años y trabaja en la Oficina de Estadísticas de su municipio. "Apenas estoy empezando", confiesa de su camino de letras. Ella está en un recomenzar, luego de cierto impás de las musas, antes del cual ya había ganado algunos lauros.
Además recibieron menciones los narradores Gretel Quintero Angulo (Dinora y Diana, La Habana), Evelyn Queipo Balbuena (Confluencias, Camagüey) y los poetas Elizabeth Reinosa Aleaga (De sensitiva y de cactus, Holguín), Ernesto Andrés de la Fe Fonseca (Vibraciones, Santiago de Cuba) y Raúl Leyva Pupo (Agujeros de gusanos, Las Tunas).
La lid se despidió orgullosa de la calidad de las propuestas concursantes, el poder de convocatoria que trajo hasta la Villa Azul escritores de ocho provincias, y la riqueza del programa, entre cuyos puntos de relevancia estuvieron el panel sobre literatura y contemporaneidad, el concierto del trovador cienfueguero Ariel Barreiro y el peculiar taller de discusión de las obras del certamen con la presencia de autores y jurado.
Dedicado a los 30 años de la AHS, los 90 de Fidel y los 55 de la Uneac, el "Portus Patris" sin dudas va en clara remontada, busca lograr una altura que tuvo antes, cuando se convirtió en verdadero referente, poco después de nacer en la década del 90 del pasado siglo.